Perdida

on

¡Diablos!

No los encuentro

¡Mamá! ¡Mamá!

¿Has visto mis calcetines rosados?

Casi las seis de la mañana y yo corriendo para ir a la práctica de danza. Como siempre, todo lo hago a última hora.

A tientas, cruzo el pasillo oscuro de mi cuarto, dirigiéndome a la habitación de mi madre.

Justo en el momento que logro tocar su puerta me resbalo.

¡Mierda! ¡Mi pie!

Trato de sostenerme del marco de la puerta, apenas logrando levantar mi cuerpo del suelo. Mi mano logra encontrar el interruptor.

Al encenderse la luz, veo los restos de lo que solía conocer como la habitación de mi madre. Todo estaba destruído. Las gavetas de los muebles abiertas, recuerdos rotos en el piso.

Y sangre.

Y mi madre, atada a la cama.

Muerta.

De puntillas, entro silenciosamente, y tomo los calcetines en una de sus manos.

Le susurro en el oído:

¡Gracias mamá! Sigue durmiendo, no tardaré en regresar.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s