La Anti-Naturaleza Tecnológica

Advertencia: Esta es solo mi opinión, mi visión del mundo. No significa que trate de convencer al que lea esto de que se convierta en “anti-tecnología”. De hecho, no creo ser “anti-tecnología”, solo soy una persona que busca simplificar su vida. 😉

La “anti-naturaleza” como me gusta llamarla, creo que siempre se ha dado, incluso, está incrustada en la mera esencia de la persona humana. Hay que aceptarlo, todos sienten cierto grado de placer al decir que no están de acuerdo con cualquier hecho/persona, al admitir en voz alta en cada reunión social que no siguen a la mayoría de personas, que son diferentes en “x” o “y” aspectos. Por algún tiempo de mi vida, más que nada en mi adolescencia, sentía orgullo al decir este tipo de cosas, al aceptar que me sentía diferente a otras chavas de mi edad, por el simple hecho de ser rebelde.

Pero esto, llega más lejos que la adolescencia. Esa actitud de ser “anti” se presenta durante toda la vida de muchas formas, en muchos aspectos. Aquí, lo que voy a hablar es sobre el punto de vista de la tecnología. Y es que he llegado a la conclusión que ahora, más que nunca, las marcas relacionadas con la tecnología han llegado a tener tantos fanáticos y tanta adoración, que han llegado al punto de parecer casi una religión… y a veces, hasta los he comparado con sectas. Por ejemplo, ahora es muy fácil reconocer o encontrarse por ahí personajes que estén en contra totalmente de Apple y otros en contra de Android. Las razones varían, desde razones de mercadeo muy efectivas hasta puntos de vista relacionados con la programación. En fin, es una observación muy superficial, lo admito. Pero últimamente con mi decisión “extrema”, como la describen muchos amigos, de desconectarme y desintoxicarme, me han estado bombardeando con muchas preguntas. No sólo es el “¿Por qué?”, sino el “¿Cómo?”.

¿Cómo es posible comunicarse ahora sin internet, sin un “teléfono inteligente”?

Fácil. Simplemente, me tomo la molestia de llamar a las personas, de preguntarles cómo están y buscarlas con la intención de verlas en persona, no por chat, Skype o cualquier otro medio.

Hasta cierto punto, fue fácil la decisión de dejar de usar mi “smart phone” y comprar un celular más básico. Pues nunca tuve un grado mayor de dependencia. Sin embargo, los primeros días llegué a dudar de lo que había hecho. Y es que, es cierto que con el simple toque de un botón tenemos toda clase de información a nuestro alcance, pero también si nos detenemos a pensar, ¿Es necesaria tanta aplicación en un aparato? ¿Es necesario “postear” cada foto, cada estatus de lo que hacemos? ¿Es necesario enterarme de todo lo que sucede a mi alrededor en todo momento? Y lo más importante, ¿Es necesario hacer todas estas cosas sin levantar la mirada de una pantalla?

En realidad, me parece triste.

Sin importar cuantas veces me dijeron que me comprara un mejor Android, o que mis sentimientos desaparecerían si tuviera un iPhone, de igual manera llegaría a este punto. No mal interpreten mis palabras. Tampoco niego los beneficios que el avance de la tecnología ha traído a todos. Simplemente, pienso que todos estos artefactos necesitan llevarse con cierto control. Dejar que nosotros utilicemos la tecnología, no al revés.

El punto de todo esto es que no sabía qué tanto bien me haría alejarme de todas estas cosas.

El punto es que hay que ponernos a analizar cuándo le estamos sacando provecho al celular y cuándo abusamos de él. Cuándo es correcto utilizarlo, y cuando estamos cruzando la línea de la buena a la mala educación. Todos estos artefactos están avanzando tan rápido que ni nos ha dado tiempo de pensar en tantos aspectos, que rayan desde lo técnico hasta las consecuencias que implican socialmente. Poco a poco la gente se convierte en robots, y por eso espero que, esta pequeña decisión que hice sea un ejemplo, un inicio: Es hora de reclamar nuestra humanidad, de lo contrario, la perderemos para siempre.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s